Los 10 mejores discos de la historia del rock

¿Cómo enfrentarse a la elección de los 10 mejores discos de la historia del rock si durante una vida has escuchado no menos de un centenar de obras maestras? Es poner puertas al campo, por descontado, pero por algún sitio hay que empezar. Tras explorar las mejores 10 canciones de la historia, vamos a por un nuevo reto reto.

Valorar una obra maestra no es sencillo. Obviamente, lo primero es atender a la calidad de las canciones y cómo todas ellas se integran dentro del disco. A continuación, hay que tener en cuenta la trascendencia del trabajo en del devenir de la historia de la música popular. Otro criterios: textos de las canciones, originalidad, instrumentación… Y aquí es donde entran Bob Dylan, Pink Floyd, Beatles… Autores de la mejor música pop, historia de la cultura contemporánea.

los 10 mejores discos de la historia del rock
El vinilo, ese soporte mágico, una circunferencia perfecta

Son muchos los autores y los discos de música pop que merecen entrar en la categoría de «los mejores». Y, es preciso advertirlo, una selección siempre depende de un momento concreto. Probablemente mañana no elegirías los mismos discos o películas que hoy escribiste en un papel. Como tampoco llevarías los mismos zapatos que ayer. Pero qué es la vida sino un cúmulo de decisiones, unas más afortunadas que otras, si bien escuchar canciones, buenas canciones, está entre las mejores.

Elegir los 10 mejores discos de la historia del rock supone de por sí imponer unas restricciones difíciles de salvar. Y por eso faltan muchos en esta lista tan subjetiva: Elvis, Kinks, Who, Johnny Cash, The Band, Bruce Springsteen, Jackson Browne, Led Zeppelin, Fleetwood Mac, Allman Brothers Band, Otis Redding, Aretha Franklin, The Byrds, Lou Reed, Jimi Hendrix, Gram Parsons, Elvis Costello, Graham Parker, Ian Hunter, Ramones, Patti Smith, Tom Waits, Tom Petty, Nick Lowe, Wilco… Pero quizá estén mañana. Y, seguro, en otros ránkings que iremos publicando en este blog. Disculpas a todos los ofendidos. Al menos, sí podremos decir que aquí hay parte de la mejor música jamás cantada.

La revista Rolling Stone elaboró en 2003 una lista con los 500 mejores discos de la historia del rock, que luego revisó en 2009, pero aquí somos bastante más modestos. Cómo competir. Aunque, por otra parte, ¿quién pretende hacerlo?

Y un aspecto final de la selección: quien quiera encontrar esnobismos, este no es su blog. ¿Una lista conservadora? Puede ser, pero la normalidad está tan infravalorada en estos días…

El placer de tener en la mano la carpeta antes, durante y después de poner el disco.

1. Bob Dylan: «Blonde on Blonde». El mejor disco de la historia

Es la primavera de 1966 y Bob Dylan ya se ha ganado -muy a su pesar- el estatus de «portavoz de su generación». Atrás ha dejado su época de cantautor protesta y se ha entregado a los brazos del rock and roll. La canción «Like a rolling stone» le ha elevado a los altares y «Highway 61 Revisited» es ya un disco de referencia. Su siguiente paso ha de ser el definitivo: el mejor disco de la historia. O por ahí.

En un proceso febril de escritura, Dylan ha reunido una decena de canciones. Comienza a grabarlas en Nueva York, pero el resultado no le convence. Se traslada a Nashville junto al guitarrista Robbie Robertson y el teclista Al Kooper. En la ciudad de «country» completa la banda con los mejores músicos de sesión. Y el resto es ya historia.

Entre los 10 mejores discos de la historia del rock, «Blonde on Blonde» ocupará siempre un lugar de honor. Primero, por una música inclasificable y perdurable. Segundo, por unos textos tan surrealistas como evocadores que elevan la canción a un estatus por entonces inimaginable. Y en último lugar, por la actitud. Canciones como «Just like a woman», «Visions of Johanna», «Memphis Blues Again» y «I want you» son el buque insignia de un doble disco -el primero que se hizo- que todavía hoy es un sueño.

2. The Beatles: «Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band». Gran música pop, historia con mayúsculas

Pasaban los años y los Beatles seguían siendo los grandes dioses del Olimpo. En cada disco que encaraban, debían afrontar la presión de superar al anterior. Y hablamos de obras maestras como «Help», «Rubber Soul» o «Revolver». Con John Lennon cada vez más despistado, fue Paul McCartney quien asumió las riendas del nuevo proyecto, que también sería el más ambicioso: crear una pieza pop -no sólo de música- que trascendiera más allá de su generación.

Todo comenzó con la escucha del «Pet Sounds» de Beach Boys. «Hay que superarlo», se dijo McCartney. Y a ello se puso el grupo. Todo es asombroso, empezando por el sonido y terminando por las canciones. El resultado del disco es superior a la suma de las canciones. Con todo, dos canciones destacan sobre el resto; y las dos curiosamente son de Lennon: «Lucy in the sky with diamonds» y «A day in the life», uno de los mejores temas jamás grabados por los Beatles, quizá el mejor.

El resto es leyenda: millones de ventas y un concepto artístico, comenzando por la portada, que pasaría a la historia. A partir de aquí comenzaría el final de la banda, las discusiones y la ira. Un proceso lento que concluiría en una penosa disolución. Pero quedaría la mejor música pop, historia viva de un movimiento artístico y social. Otro de esos 10 mejores discos de la historia del rock realmente indiscutible.

3. Pink Floyd: «Wish you were here». Mucho más que escuchar canciones

No puede considerarse seria una lista con 10 los mejores discos de la historia del rock sin Pink Floyd. Unos dirán que el mejor álbum es el de su debut, el psicodélico «The piper at the gates of dawn», o que no hay nada como «Dark side of the moon». Pero aquí traemos su «Wish you were here» de 1975, una obra cumbre. Mucho más que escuchar canciones.

Son apenas cinco temas, pero cada uno es un disco en sí mismo. El trabajo se abre con «Shine on your crazy diamond», una composición única con una ejecución verdaderamente magistral. Todo fluye con la armonía de un arroyo en primavera: los teclados ensoñadores de Wright, la serena batería de Mason, la arrolladora presencia del bajo de Waters y la maestra guitarra de Gilmour.

La canción de que da título al disco es un diamante frágil e irrompible y el álbum se cierra con una especie de «reprise» de «Shine», la emotiva oda al genio de Syd Barret. Pasan los años y la llama permanece incandescente.

4. The Beach Boys: «Pet Sounds». La mejor música de pop barroco

Ocurrió el 16 de mayo de 1966 cuando a las tiendas llegó un disco de portada campestre y, parecía, de modestas intenciones. Nada más lejos de la realidad. Todo nació del chiflado talento de Brian Wilson, que se las arregló para componer el álbum que habría hecho el propio Mozart de haber nacido en la década de los 60. La mejor música de pop barroco posible.

Harto de giras y canciones para adolescentes, Brian Wilson se propuso crear una obra barroca que fuera mucho más allá de lo que las convenciones del pop. «Rubber Soul» le dio un impulso y el resto quedó para su talento sobrenatural. Fueron incontables horas de estudio, capas y más capas de sonido, pero el resultado mereció la pena. Hoy siguen sonando esplendorosas piezas tan maestras como «Wouldn’t it be nice», «Sloop John B.», «Caroline no» o la espectacular «God only knows».

5. The Rolling Stones: «Sticky Fingers». Mucho más que singles.

Ellos eran ya los más salvajes cuando en abril de 1971 salió ese álbum con tan provocadora portada que insinuaba lo que precisamente contenía el álbum. «Sticky Fingers» permanece hoy como una Biblia del rock y con crédito suficiente como para entrar en cualquier lista de los 10 mejores discos de la historia. El arranque mismo ya es un trallazo: «Brown Sugar», obra de Mick Jagger.

Fueron sesiones caóticas, con la banda preguntándose cada día si Keith Richards aparecería en el estudio o en el fondo del callejón con una aguja en su brazo. Pero las grabaciones acabaron y el resultado fue óptimo. En fin, es el disco de «Wild horses», «Dead flowers», «Can’t you hear me knocking», «Bitch» o «Sister Morphine», la prueba de que los Rolling Stones, singles gloriosos aparte, eran una banda de discos. Varios de los mejores vinilos de la historia son suyos.

Mick Taylor saca lo mejor de su Les Paul y uno de los genios no acreditados del disco es Ry Cooder. Le dejaron la grabadora puesta mientras ideaba arreglos para luego despedirle con un «ya te llamaremos…».

6. Van Morrison: «Astral Weeks». Un álbum simplemente inabarcable

En esta lista de los mejores discos de rock de todos los tiempos no podía faltar el gigantesco Van Morrison. Y es cierto que la categoría de «rock» es inadecuada para un disco como «Astral weeks». Pero cualquier categoría queda imprecisa para tan inabarcable álbum.

El irlandés venía de cosechar un gran éxito pop con la deliciosa «Brown eyed girl» y, fiel a su naturaleza incorruptible de aquellos días, para su segundo disco propuso algo profundamente radical: un trabajo acústico muy próximo al jazz o el folk. Grabado en 1968 en apenas tres sesiones, propone una lección de improvisación vocal e instrumental que deja perplejo. Qué decir de canciones como «Beside you», «Sweet thing» o «The young lovers do». La joya de la corona es «Madame George». Tres acordes, la melancólica historia de un travesti por las lluviosas calles de Belfast en la noche y una voz para contarla.

7. Derek & The Dominos: «Layla and Other Assorted Love Songs». Tocar el cielo con mano lenta

Eric Clapton había dejado atrás sus años con Yardbirds, John Mayall, Cream, Blind Faith y el quimérico sueño, abrumado por la fama y sus inseguridades, de ser guitarrista de The Band. Se escondió detrás del nombre de Derek para liderar a un grupo sensacional de músicos y, con la ayuda del inolvidable Duane Allman, embarcarse en un auténtico «tour de force».

Ocurrió en verano de 1970 y de ahí salió un disco doble que supuso una cumbre no solo de la guitarra, sino del «blues-rock». Obsesionado con la entonces mujer de George Harrison, Patty Boyd, Clapton compuso lo mejor de su carrera con una ejecución absolutamente magistral. Cada solo y riffs son hitos en sí mismos. Pero siempre con las canciones al frente: «I looked away», «Anyday», «Tell the truth», «Why does love got to be so sad» y así hasta llegar a la épica «Layla». Por cierto, que el instrumental con piano del final fue idea de Jim Gordon, uno de los mejores baterías de la historia.

8. David Bowie: «The Rise and Fall of Ziggy Stardust». Mejor disco, mejor idea, mejor todo

Aparecido en 1972, se trató del primer álbum conceptual de David Bowie, mejor disco suyo a la postre. Aquí está todo lo mejor del británico: originalidad, inspiración, vanguardia, irreverencia, personalidad… Un álbum que todavía hoy sigue generando admiración por su brillantez. Otro de los héroes del disco es el tremendo guitarrista y arreglista Mick Ronson.

Bowie incorporra aquí un personaje maravilloso, un extraterrestre andrógino que se convierte en estrella del rock. «Five years», «Starman» o la propia «Ziggy Stardust» son solo algunos de sus increíbles logros. El disco termina con la desesperada «Rock and Roll Suicide», cuyos primeros versos están inspirados en un poema de Antonio Machado: «La vida es un cigarrillo / Humo, ceniza y candela… / Unos lo fuman deprisa / Y algunos lo saborean». Los mejores discos del rock siempre tendrá a Bowie como gran abanderado. 

9. Paul Simon: «Graceland». Discografía ejemplar, disco grande

Cómo elegir un solo disco de uno de los grandes genios de la historia de la música. Llegó a «Graceland» después de una carrera solidísima, incluida su alianza inicial con Art Garfunkel, y con decenas de canciones perennes. Pero en 1986 estaba absolutamente iluminado.

Obsesionado con los sonidos sudafricanos, Simon se trasladó hasta su origen para grabar riffs e improvisaciones varias. Luego añadió unas inspiradísimas letras y magníficas melodías vocales para cerrar un álbum fabuloso de principio a fin. Fue todo un éxito con canciones de la talla de «The boy in the bubble», «Diamonds on the soles of her shoes», «You can call me Al» o la que da título al trabajo. Es única la carrera de Paul Simon, discografía ejemplar donde las haya, y «Graceland» es una gran montaña.

10. Neil Young & Crazy Horse: «Ragged Glory». De lo mejor del rock, esa electricidad tan cruda

Para 1990, Neil Young parecía una estrella decadente, casi crepuscular. ¡Pero qué resurrección! En una lista de los 10 mejores discos de la historia del rock bien podrían estar «Everybody knows this is nowhere», «Harvest», «After the gold rush» o «Rust never sleeps». Y quizá alguno más. Pero «Ragged Glory» define como ninguno el fascinante, nervioso y envolvente «sonido Crazy Horse«, único en su especie. De lo mejor del rock.

Young llegó al rancho con varias ideas inconclusas, pero todo fluyó con naturalidad hasta completar un álbum que recoge las esencias más crudas del rock and roll. Cuatro tipos de técnica imperfecta tocando como uno solo para llevar cada una de las canciones a terrenos intransitados y aparentemente intransitables. «Over and over», «Mansion on the hill» o «Love and only love» cautivan desde el primer riff. Y hasta se le agradece el «guiño» de «Days that used to be» al dylaniano «My back pages». Una cumbre eléctrica.

 

8 respuestas a «Los 10 mejores discos de la historia del rock»

  1. I simply needed to thank you so much once again. I do not know what I might have made to happen in the absence of the type of secrets discussed by you concerning that question. It truly was a difficult condition in my circumstances, however , taking a look at a well-written avenue you treated it made me to cry for delight. Now i’m happy for your assistance and even hope that you know what an amazing job you are always providing training the rest through the use of a site. Most probably you have never got to know all of us.

  2. I wish to show some thanks to this writer just for rescuing me from this particular difficulty. After browsing throughout the world-wide-web and meeting notions that were not powerful, I figured my entire life was gone. Being alive minus the approaches to the difficulties you’ve solved through your entire write-up is a crucial case, as well as ones which might have adversely damaged my entire career if I hadn’t come across your web site. Your good training and kindness in controlling all the stuff was tremendous. I am not sure what I would have done if I had not come across such a thing like this. It’s possible to at this time look ahead to my future. Thank you so much for your specialized and amazing help. I will not be reluctant to refer the website to anybody who wants and needs recommendations about this topic.

  3. I in addition to my pals ended up going through the best secrets on your web blog and then then got an awful feeling I never thanked the web site owner for those tips. Those people happened to be joyful to read through them and now have honestly been loving them. Appreciate your really being quite accommodating and then for selecting certain useful topics most people are really eager to learn about. My very own sincere regret for not saying thanks to sooner.

  4. Needed to compose you one bit of remark in order to say thanks a lot once again on your splendid tricks you’ve featured in this article. This is so incredibly open-handed with you to give without restraint just what some people would’ve offered for an ebook to make some dough on their own, principally considering that you could possibly have tried it in the event you decided. Those basics in addition acted like the great way to recognize that the rest have similar dreams like my very own to grasp a whole lot more with respect to this condition. I’m sure there are lots of more fun periods in the future for folks who looked over your blog.

  5. Thank you a lot for giving everyone such a brilliant opportunity to read from this site. It’s always so fantastic plus jam-packed with a great time for me personally and my office friends to search your site more than three times in 7 days to read through the fresh things you have. And indeed, we’re actually satisfied for the special points you give. Selected 1 ideas in this article are unequivocally the most impressive we have ever had.

  6. My wife and i felt quite more than happy that Louis managed to complete his inquiry out of the ideas he grabbed out of your weblog. It is now and again perplexing to just choose to be giving away ideas others have been trying to sell. And we discover we now have you to appreciate for this. The type of explanations you have made, the straightforward website navigation, the relationships you can aid to create – it is mostly awesome, and it’s assisting our son and our family imagine that this article is thrilling, and that is very indispensable. Thank you for the whole thing!

  7. I simply had to say thanks once more. I’m not certain the things that I could possibly have implemented in the absence of these creative ideas revealed by you relating to my concern. It actually was the difficult scenario in my circumstances, nevertheless coming across the expert form you handled that took me to leap with contentment. I’m thankful for the support and in addition expect you realize what a powerful job you’re undertaking instructing many people through your webpage. More than likely you have never encountered all of us.

  8. I wanted to compose you a little remark just to give many thanks as before for all the lovely suggestions you have provided at this time. This has been seriously generous of you to offer openly all most of us might have offered for an electronic book to generate some profit for themselves, specifically now that you might well have done it if you considered necessary. The concepts as well acted like a fantastic way to comprehend many people have the identical desire like mine to see good deal more on the topic of this problem. I am certain there are several more pleasurable times in the future for individuals who start reading your website.

Los comentarios están cerrados.