Los mejores instrumentales de la música

El género instrumental está injustamente infravalorado y cada vez se utiliza menos en los discos, probablemente porque cada vez se toca peor. Reivindiquémoslo con un ranking de los 10 mejores instrumentales del rock, pop y soul.

Todo son composiciones deliciosas y magníficamente ejecutadas. Desde Booker T. Jones & MGs hasta Steve Ray Vaughan o el gran Peter Green y sus Fleetwood Mac. Ah, y algún que otro pionero. Delicias de principio a fin.

1. «Green Onions» (Booker T. & MGs). Siempre en la cima de los mejores instrumentales de la música

Fue grabado en 1962 y todavía hoy se mantiene como uno de los mejores instrumentales de la historia. La melodía del Hammond de Booker T. es pura clase, mientras la guitarra de Steve Crooper ataca con fiereza cada nota y el bajo de Donald «Duck» Dunn es tan abrasador como suele.

Y si alguien quiere deleitarse con los instrumentales de esta genial banda, que se escuche el «McLemore Avenue«, con canciones de los Beatles. Una cosa bárbara.

2. «Albatross» (Fleetwood Mac). La belleza, según Peter Green

Qué decir de esta evocadora pieza compuesta por Peter Green para Fleetwood Mac en 1968. Sería el mayor éxito de la banda británica antes de que Lindsey Buckinham y Stevie Nicks orientaran el sonido hacia el pop.

Peter Green y Danny Kirwan unen sus guitarras para proponer pasajes llenos de belleza para uno de los más clásicos y mejores instrumentales jamás ejecutados.

3. «Jessica» (Allman Brothers Band). Otro de los mejores instrumentales de un grupo de referencia

La Allman Brothers Band es un grupo de referencia dentro de los instrumentales y su «In memory of Elizabeth Reed» ya fue destacado en este blog por tener algunos de los mejores solos de guitarra de la historia.

Ya sin Duane Allman, la banda siguió y se sacó el fabuloso «Brothers & Sisters» en el que aparece este «Jessica» para enseñar al mundo en 1973 uno de los mejores instrumentales jamás escritos y ejecutados. Esta vez por cortesía de la melódica guitarra de Dicky Betts. Acompaña el piano de Chuck Leavell, casi cada.

4. «Rumble» (Link Wray). El riff y la distorsión para facturar uno de los mejores instrumentales

Poco renonocido está Link Wray para todo lo que aportó al rock and roll. Para muestra aparece este «Rumble» de 1958. Nadie hasta entonces había utilizado la distorsión de la guitarra de esta forma y él abrió un camino mil veces explorado.

Esto es el poder del riff, el dominio del tiempo y el valor de la tensión como medio de multiplicar emociones. Así se hace uno de los mejores instrumentales de la historia del rock.

5. «Misirlou» (Dick Dale & His Del-Tones). La guitarra del surf

La composición es de 1927, pero fue Dick Dale quien le dio un repaso para convertirla en un himno del surf y Quentin Tarantino la hizo un clásico definitivo al utilizarla en «Pulp Fiction«, valorada en este blog como una de las mejores películas de todos los tiempos. Es la guitarra del surf, un sonido distintivo y uno de los mejores instrumentales jamás ejecutados.

 

6. «Frankenstein» (The Edgar Winter Group). Cuando el exceso es virtud

Riffs, guitarras dobladas, puentes, vientos, wah-wah, solos de batería… Todo lo que es el rock progresivo de los 70, incluidos los excesos, está reunido en este clásico que llegó al número uno en 1973.

Esto es «Frankenstein», cuando el exceso es virtud, cuando todo lo que parece que sobra sabes que luego lo echarías de menos. Otro de esos grandes instrumentales que luego sería mil veces imitado. Y generalmente para mal o muy mal.

7. «Samba pa ti» (Santana). Pura delicadeza y entre los más sensibles y mejores instrumentales

Antes de que Carlos Santana se perdiera para la causa, y tan pronto, firmó trabajos tan espléndidos como «Abraxas«, destacado en este blog entre los mejores discos de rock todos los tiempos.

Aquí estaba esa maravilla que es «Samba pa ti», con su melodía distintiva, con ese cálido Hammond, con sus fabulosas percusiones, con ese solo final… Un clásico entre los mejores intrumentales, pura delicadeza.

8. «Sleep Walk» (Santo & Johnny). Un clásico entre clásicos

Los hermanos Santo y Johnny Farina hicieron historia en 1959 con este clásico entre clásicos dentro de los grandes instrumentales de la música gracias a un sonido único por cortesía de ese sonido slide tan envolvente.

«Sleep Walk» se ha empleado en innumerables películas. Por ejemplo, en la reciente «The Irishman» de Martin Scorsese, siempre alerta a las mejores composiciones de siempre.

9. «Cloudy Day» (JJ Cale). Café, cigarrillos y un maravilloso instrumental

JJ Cale decidió finalizar su imprescindible «Shades» de 1981 con un maravilloso instrumental que suena a café, cigarrillos y madrugada. Y esas escobillas, ese saxo, ese bajo…

Todo suena exquisito en «Cloudy Day», una pieza tan poco conocida y reconocida como en general es toda la carrera de este absoluto genio de Tulsa. A reivindicar siempre.

10. «Rude Mood» (Stevie Ray Vaughan). Uno de los mejores instrumentales de uno de los mejores guitarristas

Incluido en su formidable álbum de debut, «Texas Flood«, Stevie Ray Vaughan se propuso llevar la guitarra a otro nivel con su «Rude Mood», uno de los mejores instrumentales de uno de los más grandes dominadores del instrumento.

Todo es salvaje e inalcanzable aquí a cargo de uno de los mejores guitarristas de la historia. Un ejercicio acelerado de cómo dominar el instrumento contando un relato. Su historia.

 

 

Una respuesta a «Los mejores instrumentales de la música»

Los comentarios están cerrados.